Anónimo 1:35 24/3/2021

hola, me siento muy confusa ultimamente, no sé que hacer, pasa que conozco a un chico que antes me gustaba luego dejo de importarme pero hace meses que no dejo de pensar en él, es como si estuviese loca, siento la necesidad de decirle lo que siento pero no puedo hacerlo, él tiene novia y es feliz, nosotros no hablamos pero hace meses sueño con él a diario y los sueños hacen que piense en ñel más de lo que debería, intento pasar el tiempo ocupada en otra cosa pero siempre me desconcentro por cosas que pasaron en mis sueños con él o recuerdos del pasado de cuando hablabamos o hasta historias que invento que me pasan con él. Que puedo hacer? ya no quiero sentirme de esta manera. intento pensar en otra cosa pero me resulta imposible. es como si él fuese una droga y yo fuese una adicta a esa droga. lo siento pero me siento tan ridicula al contar esto jjajaj


avatar
Yoanil 0:3 25/3/2021

Hola, agradezco la confianza y oportunidad que me brindas a contarme lo que te sucede, quiero que sepas que es normal sentir lo que sientes y que no debes sentirte mal por ello, al contrario, realmente es valioso que decidas comentarlo, muchas veces la perdida de alguien a quien queremos suele ser un proceso difícil aun así esta persona no sea parte de nuestra vida un ejemplo de lo que te menciono es cuando seguimos a un youtuber, cantante, actor, etc. Generamos un vínculo con esta persona así este no esté presente con nosotros, ni a nuestro lado, pero tenemos esas ganas de saber qué hace, lo admiramos, lo seguimos y si le sucede algo también nos sentimos afectados, entonces lo que debemos hacer es un proceso de duelo que es un proceso de perdida aceptar que esta persona ya no será más parte de nuestra vida (con esto no quiero decir que fallezca, simplemente ya no ocupara ese tiempo que antes ocupaba) te invito a hacer una carta donde te despidas de esta persona, donde agradezcas lo mucho que aprendiste de él o ella y en lo que te ayudo y agradecerle por todo eso, además contarle que ahora iniciaras una nueva vida y tal vez los planes que tienes para el futuro, luego de escribir esta carta la guardas en un lugar especial para ti y cuando te sientas mejor puedes optar a prescindir de ella, espero haberte ayudado, te invito a que me sigas escribiendo y a estar en contacto, me gustaría conocerte más y así tal vez poder ayudarte en otros aspectos de tu vida en la que necesitas apoyo, ¡te mando un fuerte abrazo!